... Un blog de fútbol con un contenido dudoso y un diseño de mierda ...

Lo que se dijo esta semana del Blog:

¿Con qué equipo fracasará próximamente Ángel Cappa? // ¿Entonces con lo que hizo Buonanotte en River puede ser considerado "Ídolo del club"? // ¿Usted no está ansioso porque se promulgue la nueva Ley de Democratización del Fútbol impuslada por Daniel Vila? // ¿Vió que ahora Tevez se puede adaptar perfectamente al esquema del Checho Batista

lunes, 13 de junio de 2011

Martín Palermo se despidió de La Bombonera y hasta hizo emocionar a Riquelme, quien declaró: "Me llena de tristeza que se retire del fútbol siendo tan jóven. Pero bueno, eso le pasa por jugar todos los partidos y haberse entrenado siempre a full".

"Y ahora me voy volando que tengo un montón de goles que hacer", bromeó Martín provocando la carcajada de todo el estadio.
"Tiene nada más que 37 añitos, es una pena", declaraba Juan Román Riquelme con los ojos llorosos. "Si hubiese sabido administrar su físico correctamente entrenando a media máquina algunos días de la semana o eligiendo mejor cuál partido jugar y cuál no, tendríamos Palermo un par de años más seguro, pero bueno, es una verdadera lástima que haya errado el camino", continuaba el diez ya secándose las lágrimas con un pañuelo. El ídolo máximo de Boca Juniors, Martín El Loco Palermo, jugó su último partido en La Bombonera en lo que fue un adelanto de su despedida definitiva del fútbol profesional que será la próxima fecha contra Gimnasia de La Plata. La ceremonia luego del encuentro fue, quizás, uno de los momentos más emotivos que se vivió en una cancha en la historia del fútbol argentino. Tan cargada de emociones estuvo la noche que, no sólo a hinchas de Boca y a seres queridos del 9 se los vió llorando por su retiro, sino que hasta a Juan Román Riquelme, supuesto "enemigo dentro del vestuario" del goleador, le llegó al corazón. "Sé que mi cara no es muy buena en cuanto a expresar los sentimientos que pasan por mi interior. Pero cuando juego acá en Boca soy feliz y cuando se retira un jugador que le dió tanto a Boca no soy feliz", contó el último gran enganche al salir del estadio. "Capaz no soy el mejor amigo de Palermo pero quiero dejar en claro que para mí es un gran referente y creo que debería serlo para muchos niños que recién empiezan", se sinceró Román y concluyó: "Cuando un tipo que se entrenó al ciento por ciento todos los días y jugó todos o casi todos los partidos de los torneos de los que fue participando, se tiene que retirar a los 37 años y empezar a ver a qué carajo se va a dedicar, hay ciertas decisiones de público conocimiento que uno fue tomando en el transcurso de su carrera que lo hacen sentir bien consigo mismo y poder decir orgulloso: ´Yo voy a jugar de vez en cuando y a levantarla con pala hasta los 40 años`".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada