... Un blog de fútbol con un contenido dudoso y un diseño de mierda ...

Lo que se dijo esta semana del Blog:

¿Con qué equipo fracasará próximamente Ángel Cappa? // ¿Entonces con lo que hizo Buonanotte en River puede ser considerado "Ídolo del club"? // ¿Usted no está ansioso porque se promulgue la nueva Ley de Democratización del Fútbol impuslada por Daniel Vila? // ¿Vió que ahora Tevez se puede adaptar perfectamente al esquema del Checho Batista

viernes, 29 de abril de 2011

Julio Humberto Grondona se refirió al caso Walter Busse: "Hoy en día cualquier boludo se confía cuando le dás una copa".

"No le pusiste nada al mate, ¿no?", bromea Busse, ya recuperado.
"¿A dónde estoy? ¿Qué pasó? ¿La pusimos?", preguntó Walter Busse cuando se despertó, descolocado, en el sillón de su departamento en el Barrio de Caballito. El juvenil de Independiente salió a cenar con su hermano, Luis, el martes a la noche a un Restaurant en Puerto Madero. Allí conocieron a tres mujeres que luego invitaron a su departamento a "copetear algo, tranqui", según contaría el salteño después. Pero lo que se presentaba como una linda y divertida noche, terminó casi en una tragedia. Las invitadas sugirieron tomar unas copas y le colocaron una droga a los muchachos que los durmió, y entonces aprovecharon para robarles plata, celulares, computadora, entre otras cosas, y hasta el Mini Cooper del futbolista. "Me sentí más boludo que Branco cuando tomó del bidón de Bilardo", se lamenta Walter Busse. "Y parecían tan Menottistas cuando hablamos de fútbol en el Restaurant", agrega compungido, Luis, su hermano. El hecho se hizo público y le generó al jugador de Independiente una crisis con su pareja, Solange Rivas, que expresó en Twitter sentirse "humillada y decepcionada", aunque luego se permitió unos caracteres para bajarle el tono a la polémica. "Trato de ´tomarmelo´ con humor, pero la verdad que ésta situación no me ´copa´", bromeó la jóven. Además, Busse, se ganó el castigo del entrenador de El Rojo, Antonio Mohamed, que ahora no lo tendría en cuenta para el partido contra Boca. Y fue tal la trascendencia de lo sucedido que llegó a oídos del Presidente de la AFA que se mostró indignado. "Es así. Hoy en día a cualquier boludo le dás una copa y se confía", declaró Julio Grondona. "Algunos se duermen en los laureles y te dejan en evidencia porque con el mismo plantel no le pueden ganar a Quilmes, y otros, como este pibito, se duermen en un sillón y le terminan robando todo unas cerdas Bilardistas", remató enfurecido, el ferretero de Sarandí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada