... Un blog de fútbol con un contenido dudoso y un diseño de mierda ...

Lo que se dijo esta semana del Blog:

¿Con qué equipo fracasará próximamente Ángel Cappa? // ¿Entonces con lo que hizo Buonanotte en River puede ser considerado "Ídolo del club"? // ¿Usted no está ansioso porque se promulgue la nueva Ley de Democratización del Fútbol impuslada por Daniel Vila? // ¿Vió que ahora Tevez se puede adaptar perfectamente al esquema del Checho Batista

sábado, 4 de septiembre de 2010

Descubrimiento: Putear a jugadores y técnicos cuando se van de la cancha no sería producto de "una pasión futbolera" sino de "ser bastante pelotudo".

"¡Te voy a meter este dedo en el orto, puto!", dice, con razón, un hincha.


Un grupo de intelectuales debatió sobre el flagelo de la violencia en el fútbol. Algunos consideraron que no se lo puede analizar desde un sólo lugar, sino que es un fenómeno que se origina por múltiples factores. "La violencia que se baja desde los medios de comunicación, la falta de educación, de un trabajo digno y de un proyecto de vida, la Tinellización de la televisión, el tener que ver todo el día a personas como Ricardo Fort o Jorge Rial, la droga y la corrupción policial y política, todo, todo aporta a que uno termine descargando sus problemas sobre un pobre burro que no sabe patear bien una pelota o sobre un cara dura que pretende dirigir un equipo de fútbol sin tener ni la menor idea". "Nada que ver" agregan inmediatamente otros, "El problema -siguen- es que los que juegan medianamente bien 5 o 6 partidos son vendidos rápidamente al exterior y el fútbol argentino se transforma en un montón de muertos que irritan a cualquiera y justifican totalmente que la gente los re putee por putos hijos de remil puta". "No, gato. Nada que ver. ¿Uds. que saben manga de logis?!" interrumpe uno, que acto seguido levanta una silla y la quiere pudrir. Mas tarde se supo que era un infiltrado de la barra de Chacarita. Lo cierto es que hay muchos países en peores condiciones socio-económicas que Argentina y nadie insulta a nadie cuando se va de la cancha, o al menos nadie lo hace con esa exacerbación con la que se lo hace acá. Por eso, y cerrando el debate, los últimos exponentes intentaron buscar las razones en una "pasión futbolera propia de la Argentina que no se dá en otros lugares del mundo, pero que hace también a ese folklore lindo y único que tiene nuestro futbol" aunque sobre la marcha se arrepintieron y terminaron concluyendo que "en realidad, no es por eso, eso está bueno y salen buenas canciones de cancha como esa que dice "olé olé, olé ola...son todos putos, tomatelá" o algo asi, pero el que putea enardecidamente a jugadores y/o técnicos cuando termina el partido es porque, en el fondo, es muy pelotudo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada