... Un blog de fútbol con un contenido dudoso y un diseño de mierda ...

Lo que se dijo esta semana del Blog:

¿Con qué equipo fracasará próximamente Ángel Cappa? // ¿Entonces con lo que hizo Buonanotte en River puede ser considerado "Ídolo del club"? // ¿Usted no está ansioso porque se promulgue la nueva Ley de Democratización del Fútbol impuslada por Daniel Vila? // ¿Vió que ahora Tevez se puede adaptar perfectamente al esquema del Checho Batista

jueves, 16 de septiembre de 2010

Saúl Laverni: "No es justo que nos caigan siempre encima a los árbitros. ¿Acaso no podemos cometer errores? Algunos somos casi seres humanos".


"Y...con ese nombre como no va a ser un hijo de puta", grita enfurecido Ortiz, luego de haber sido expulsado por Saúl Laverni, quien dirigió el partido que disputaron Banfield y Vélez por esa prestigiosa copa que es la Sudamericana. Fue un partido caliente, en donde se pegó mucho más de lo que se intentó jugar. Como un "verdadero papelón" lo calificó el vocero de Juegue limpio, no sea malo, una ONG que lucha principalmente por el Fair Play en el fútbol y, secundariamente por un objetivo muy claro también, que es echar a Leandro Somoza del país. Si bien es cierto que el referí no tuvo una buena actuación en la tarde noche de ayer, también lo es que no se lo puede responsabilizar por el resultado y mucho menos por las expulsiones, que incluso debieron haber sido más. Pero desde la institución de Liniers hubo declaraciones en contra del árbitro, como lo suele hacer, casi siempre, el equipo perdedor. "No estuvo a la altura de un partido de estas características, en donde era obvio que iba a ser necesario pegar un par de patadas descalificadoras", dijo el número cinco de Vélez. "No puede ser que los árbitros no entiendan que cuando uno está quedando afuera de una copa lo mas lógico es tratar de, aunque sea, dejarle un par de jugadores lesionados al equipo contrario para el resto de la competencia", opinó uno de los centrales de el fortín. El debate sobre el nivel del arbitraje en general y las posibles sanciones no tardó en instalarse en los medios. Y, si bien otros árbitros salieron a defenderse, la opinión mas buscada era la de Laverni que finalmente sentenció: "Si a cada jugador lo suspendiesen por cada cagada que se manda, todos los domingos tendríamos equipos diferentes. Hasta sería imposible aprendernos las formaciones de cada uno de los clubes, o inclusive, hacer álbumes de figuritas". Y siguió. "Además, si todos los seres humanos tienen derecho a equivocarse, a nosotros los árbitros que algunos ni siquiera alcanzamos esa condición, con mas razón se nos debería perdonar que cometamos ciertos errores".
La polémica en debate excede el marco de este post, pero quedan planteados dos interrogantes: ¿Son los árbitros seres humanos? La respuesta negativa explicaría por qué eligen esa profesión que es un imán de puteadas. Y por otro lado, no menos importante, ¿Está bien que los jugadores se caguen a patadas adentro de una cancha con el único objetivo de alcanzar un resultado futbolístico favorable? La respuesta positiva te convertiría en Leandro Somoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada